• Porque están fabricados bajo la norma NTC 2502, lo que implica que cumplen con las especificaciones de material, tratamiento térmico; esto garantiza que son aptos para el exigente uso del parque automotor.
  • Porque tienen el proceso de cementación adecuado, que consiste en un endurecimiento superficial que evita el desgarre del grafilado al ensamblar en el bocín o en el plato y a la vez mejora la resistencia de la rosca.
  • Porque el radio de transición que une la cabeza al cuerpo está debidamente conformado para evitar que se descabecen.
  • Porque están debidamente identificados con la marca y el número 1102, relacionados con la norma SAE J 1102
  • Porque están fabricados por el proceso de estampación y las roscas conformadas por laminación, lo cual permite la orientación adecuada de la fibra del cuerpo hacia la cabeza; logrando la continuidad estructural del acero utilizado.
  • El control de calidad que se tiene durante las etapas del proceso de fabricación del perno, ha logrado que esté siendo reconocido en el sector de auto partes por su alto nivel de calidad en los productos que ofrece.